jueves, 27 de agosto de 2015

COMO ORGANIZAR UNA FIESTA DE VERANO










 1. Diseña el menú: ten en cuenta los gustos de tus invitados, el tiempo que tienes para la preparación y elige los platos en los que seas una auténtica experta. Lo mejor será que se trate de un menú en el que no sea necesario estar sentado, y que puedas dejar preparado con antelación, y que aún contenga platos fríos (recuerda, aún nos quedan unos cuantos días de verano!. Gazpacho en vasitos, ensaladas de diferentes tipos, o la siempre apetecible barbacoa!

2. Comodidad ante todo: si decides hacer una cena sentados, elige una mesa donde todos entréis holgados, y asegúrate de que hay asientos para todos. Si no, distribuye sofás, sillas, columpios, pufs y cojines por el jardín o terraza. Si ves que tus invitados no tienen intención de marcharse a casa, será la mejor señal de que se lo están pasando en grande.

3. Vajilla y cristalería a prueba de impactos: 
no te engañes, entre tus platos y vasos habrá 'víctimas colaterales' de la fiesta, y no es raro que alguno termine en el suelo. Pero no merece la pena estar toda la velada pendiente de si a alguien se le cae algo ni mucho menos que esto sea motivo de disgusto.¿Nuestro consejo? Menaje de melamina: un material resistente, 'anti golpes' y disponible con casi cualquier tipo de decoración para añadir color y alegría a tu mesa.



4 . ¿Mantel o pasillo? Para las mesas, dependerá de cómo vayas a distribuir los platos e invitados. Aunque los pasillos de mesa suelen ser más vistosos, los manteles son más funcionales, pues protegen la mesa al completo. Sea cual sea la opción elegida, apuesta por el color (que ya habrá tiempo durante los próximos meses para los tonos más sobrios) ya sea combinando diferentes tonos lisos, o apostando por estampados como las rayas, los cuadros o las flores. Además, si quieres evitarte unas cuantas lavadoras, elige acabados resinados, que podrás limpiar con un simple trapo húmedo.

5. Las bebidas: antes de ir a hacer la compra, sondea a tus invitados sobre sus gustos. Para la cena, lo mejor serán los vinos (tinto, blanco o rosado dependiendo del menú), alguna cerveza 'gourmet' y refrescos para los que conduzcan. Después, no olvidéis brindar con un cava o un champagne bien fríos por el inolvidable verano que ha pasado y por los muchos éxitos que traerá el 'nuevo curso'. Y cuando la noche ya esté avanzada, saca tu alma de 'barwoman' y sorpréndeles con unos deliciosos cócteles. Y no olvides tener siempre agua fresca.

    6. Los detalles marcan la diferencia, y darán un aspecto inolvidable a la fiesta. Velas, farolillos, jarrones con bonitas flores de temporada, motivos marineros, marcos de fotos con imágenes de vuestras vacaciones y de los momentos más divertidos que hayáis pasado este verano con los invitados a la fiesta...
7. ¿Y la luz? Además de la iluminación acogedora que proporcionan las velas, coloca antorchas de jardín en puntos estratégicos, farolillos colgados, alguna que otra farola de pie, o muebles con luz, el último grito en tendencias de decoración exterior.

8. La 'playlist' de la noche:
 para comenzar, y durante la cena, apuesta por música tranquila, estilo jazz o 'chill-out', sin letra. Debe ser solo una música de ambiente, que cree un agradable sonido de fondo, pero que no intervenga en las conversaciones. Una vez paséis a las copas, los éxitos del verano (de este, y las míticas 'canciones del verano' de muchos años atrás) serán los que animen la fiesta.


9. Llegan los invitados, y yo aún sin arreglar... ¿qué me pongo? 
Sin duda, la anfitriona deberá elegir un look cómodo, pero al mismo tiempo 'chic' y elegante. Así que nada de recibir a los invitados con ropa de estar por casa, pero tampoco te plantes un vestido de fiesta y unos taconazos que te impidan moverte. En el término medio está la virtud.
    #fiesta #festa #party #partysummer #fiestaverano #fiestasmaresme #festesmaresme #partysummer2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario